Espacio de trabajo en casa

Ha llegado septiembre y con él vuelven las rutinas, el trabajo, la escuela...

Desde Madriu Real Estate os queremos dar unas pequeñas pautas para poder tener un espacio de trabajo en casa, ya sea para teletrabajar o para hacer los deberes por la tarde, que se integre en vuestro hogar y que os permita sacar el máximo provecho a vuestra tarea.

 


1/ Elige la ubicación del espacio de trabajo

Si dispones de una habitación propia para instalar tu nuevo espacio de trabajo en casa ¡tienes mucha suerte! Tener un espacio diferenciado te ayudará a concentrarte y aislarte del “movimiento” de tu hogar. Pero ¡no desaproveches este maravilloso espacio! Aprovecha para hacerlo multifuncional e instala un sofá-cama para invitados o una cómoda butaca para leer en los ratos de descanso.

Si por el contrario tu rincón de trabajo se tiene que integrar dentro de otro espacio, como la habitación o el salón, será indispensable que se adapte a la decoración de la estancia e incluso que se puedan esconder o reconvertirlo cuando no lo estás usando.

 

2/ Luz y color

Un punto muy importante es que tu espacio tenga luz natural, pues es beneficiosa para la salud visual, nos permite trabajar mejor y nos ayuda a ahorrar energía. Acompaña la iluminación con un flexo en el extremo opuesto a la entrada de luz natural y conseguirás una iluminación total que evitará el cansancio visual.

En cuanto al color apuesta para el blanco y colores claros combinados con las diferentes tonalidades de la madera, conseguirás una sensación muy agradable y mejorará tu concentración.

 

3/ Mobiliario y orden

El mobiliario tiene que ser funcional y ergonómico. Elige una mesa de trabajo con espacio de almacenamiento inferior, así podrás tener todo en orden y a mano cuando estés trabajando. La silla es indispensable que sea cómoda y regulable, para que tu espalda no salga perjudicada de las largas sesiones de trabajo.

Complementa con estanterías, cajoneras y archivadores para mantener la mesa con el máximo de espacio libre posible.

 

4/ Decoración

Colocar una planta en cualquier espacio siempre es una buena idea. Y en una zona de trabajo, todavía más. Nos ayudan a dar un toque de color, decoran, y transmiten buenas energías.

Es importante que estés a gusto y que este rincón de trabajo sea un reflejo de tus gustos y de tu personalidad, para que la creatividad fluya sin problemas. Así que apuesta por toques de color que te inspiren y objetos decorativos que te hagan sentir bien.